Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Por: Alan López

Los jóvenes son uno de los grupos más afectados por la crisis de violencia e inseguridad que vive el país. De 2004 a 2016, una de cada tres personas asesinadas en el país tenía entre 15 y 29 años. De éstas, el 88.8 % eran hombres[1].

Además, el 50 % de los jóvenes ha presenciado situaciones de conflicto en su hogar, el 66.5 % ha sufrido actos de maltrato en su escuela y el 12 % ha cometido un acto de vandalismo o ha tenido problemas con la policía, según datos de la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia 2014.

Esta situación se agudiza cuando viven en zonas marginadas y con carencias sociales. La deserción escolar, el desempleo y la precariedad laboral son factores de riesgo relacionados con la delincuencia y violencia juvenil[2].

¿Qué podemos hacer para atender este problema?

Para leer más, consulte la columna de México Evalúa en Animal Político aquí.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone