Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Por: Mónica Ayala (@monicaayalat) y Alan López (@alanfabian07)

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 que el Ejecutivo mandó al Congreso no está previsto que el Programa Nacional de Prevención del Delito reciba financiamiento. Esta decisión del Ejecutivo deja muchas preguntas por resolver sobre el futuro de la prevención de la violencia y la delincuencia en nuestro país. 

A cuatro años de su nacimiento, el Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred) podría morir, ya que se acabó su fuente de financiamiento más importante. El PPEF 2017 eliminó por completo el subsidio que financiaba el programa. Esto es preocupante por varias razones, particularmente porque la actual administración presentó este programa como su instrumento clave para modificar el rumbo y alcance de la política de seguridad en México.

pronapred-historia-minimaSi bien ya contábamos con una Ley General para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, publicada a finales de la administración anterior, hasta el 2013 no existía una política pública que coordinara esfuerzos de diversas secretarías de Estado, dependencias federales y los tres niveles de gobierno, como se propuso en los lineamientos del Pronapred. Ante la urgente necesidad de proponer una estrategia de reducción de la violencia, el Ejecutivo diseñó e implementó las acciones del Pronapred en menos de un año, por lo que el proceso de aprendizaje y retroalimentación fue dándose paso a paso.

Para leer más, consulte la columna de México Evalúa en Animal Político aquí.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone