POSTED BY Alejandro García 30 mayo, 2018

Las cifras de finanzas públicas correspondientes al primer trimestre de 2018 nos revelan una historia. ¿Qué nos dicen los principales indicadores a marzo 2018?

Puntos clave

  • El Gobierno federal nuevamente registró, en el mes de marzo 2018, una brecha entre gasto e ingreso. Así, la presente administración continua exhibiendo un déficit, a diferencia de las últimas tres administraciones que en promedio mostraron superávit en este mes del año.
  • El Balance primario – ingresos menos gastos antes de pagar intereses- fue negativo por segunda vez en esta administración a un mes de marzo. Desde 1990, sólo en 4 ocasiones se ha observado este comportamiento durante un primer trimestre: 2009, 2012, 2014 y 2018.
  • La medida más amplia de la deuda pública (SHRFSP) se estima en 45.9% del PIB[1]. Respecto al cierre de 2017,  se redujo su monto a 9 billones 928 mil millones de pesos. Su componente en monedas extranjeras se mantiene arriba del 35% del total.
  • El gasto continúa pisando fuerte. A marzo de 2018 se gastó por arriba del promedio observado en el primer trimestre de las tres administraciones anteriores.
  • Preocupa lo siguiente: 1) Siguen incrementando los pagos de diversas obligaciones como intereses de la deuda, pensiones, y pagos de “Adeudos de ejercicios fiscales anteriores” (Adefas) -vehículo informal de deuda- 2) El gasto de Salud cayó en relación al año anterior y, como resultado,  puede afectarse el financiamiento de servicios públicos de salud, así como, el de educación, 3) El gasto en programas discrecionales del Ramo 23 continúa distrayendo el uso de recursos públicos en un año electoral.
  • Los ingresos totales del Gobierno federal tuvieron un incremento marginal, mientras que el componente del IEPS gasolinas tuvo una disminución importante respecto al año anterior debido a su estímulo fiscal.

¿Gastamos más de lo que ingresamos?

El balance total del Gobierno federal sólo había presentado cifras de déficit similares, en un primer trimestre, en 1990, 2009 y 2012. En 2009 se atravesó una crisis económica, pero no así en 2012 y 2018. Sin embargo, los dos se caracterizan por ser años de elección presidencial.  Esta situación nos obliga a vigilar y revisar a profundidad el gasto y la toma de decisión sobre su asignación.

A pesar que la Secretaría de Hacienda haya presumido un balance primario del Sector público superavitario, el Gobierno federal presenta cifras muy distintas. Lo anterior, se explica debido a los balances positivos del IMSS, ISSSTE y de las entidades de control presupuestario que reciben transferencias del Gobierno federal, ya que, sus ingresos son insuficientes para sostener su gasto. A continuación se analiza el balance, deuda, gasto e ingresos del Gobierno federal con intención de deshilar las finanzas públicas al primer trimestre del 2018.

Balance total del Gobierno federal al primer trimestre

Fuente: Elaborado por México Evalúa con información de Inegi y Estadísticas Oportunas de la SHCP.

Al mes de marzo de 2018, los ingresos del Gobierno federal fueron menores a sus gastos, por quinto año consecutivo en la presente administración. El balance total del Gobierno federal –en marzo 2018- fue negativo, con un  déficit de -95 mil millones de pesos.

Balance primario del Gobierno federal al primer trimestre

Fuente: Elaborado por México Evalúa con información de Inegi y Estadísticas Oportunas de la SHCP. Sin considerar los recursos del ROBM para 2015 y 2017.

La brecha entre el ingreso y el gasto del Gobierno federal al mes de marzo ha sido mayor en la presente administración, respecto a administraciones anteriores. Esto se refleja en su balance total negativo versus el saldo positivo de los tres sexenios anteriores, esto sin considerar, los remanentes de operación del Banco central recibidos en los meses de marzo 2015 y 2017, por 31 mil millones y 321 mil millones, respectivamente[2]. Al revisar el total de ingresos menos gastos antes de pagar el costo financiero -Balance primario- vemos que la situación es negativa. Esto significa que al primer trimestre, los ingresos no fueron suficientes para cubrir el gasto antes del pago de los intereses de la deuda.

Ingreso, gasto y balance total del Gobierno federal promedio al primer trimestre

Fuente: Elaborado por México Evalúa con información de Inegi y Estadísticas Oportunas de la SHCP.

¿Cómo va la deuda?

La medida más amplia del saldo de la deuda pública -a marzo de 2018- se encuentra en 9 billones 928 mil millones de pesos- Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP)-. Dicho monto representa el 45.9%* del PIB al primer trimestre de 2018, utilizando la estimación oportuna del Inegi. El Congreso aprobó un nivel de endeudamiento para el 2018 de 46.2% del PIB. Sin embargo, la SHCP estima que dicho monto cerrará en 45.5%.

A pesar de las cifras anteriores, y de que existe una disminución de la deuda pública, comparada con las cifras de cierre de 2016 y 2017, el porcentaje que representan los requerimientos financieros externos respecto al total, es mayor al 35%. Esto puede representar un un riesgo. En un escenario de alta volatilidad del tipo de cambio e incertidumbre por el tema electoral, las finanzas públicas podrían verse presionadas vía el costo de pagar intereses en otras monedas. Podría ser necesario aumentar el endeudamiento para pagar este costo financiero.

Deuda pública del Sector Público -SHRFSP

Fuente: Elaborado por México Evalúa con información de Estadísticas Oportunas de la SHCP e Inegi. Se refiere al Saldo Histórico de Requerimientos Financieros del Sector Público.

¿Cuánto se gastó?

  • El gasto total del Gobierno federal, al primer trimestre del año, estuvo por arriba del promedio observado para el periodo de 2013 a 2018 (1 billón 071 mil millones de pesos). El gasto total del Gobierno federal incrementó 10% real a marzo 2018 respecto a marzo 2017. Este aumento estuvo impulsado en mayor medida por el incremento del gasto no programable, es decir, pagos de obligaciones en los que destaca el pago de intereses de la deuda y las participaciones a los gobiernos locales. El gasto programable[3], el que se destina a financiar los programas y servicios públicos, aumentó 7% real en el mismo periodo, mientras que el gasto no programable, presentó un aumento de 17% real a marzo de 2018 comparado con el mismo mes del 2017.
  • El costo financiero del Gobierno federal -a marzo de 2018- fue de 70.9 mil millones de pesos, lo que significó un aumento de 15% real respecto a marzo 2017. El apoyo a deudores y ahorradores de la banca presentó un incremento de 40.1% real respecto al mismo mes del año anterior.
  • El gasto de inversión física del Gobierno federal mostró un incremento con respecto a marzo de 2017, presentó una cifra de 95.9 mil millones de pesos. Este gasto se incrementó respecto a marzo del año anterior, 28.6% real.

La lupa de Erario en el gasto federal: recortes y aumentos.

Al primer trimestre de 2018, 12 Ramos presupuestarios tuvieron un incremento en su gasto superior a los mil millones de pesos, respecto a lo gastado al primer trimestre de 2017. Por el contrario, 3 Ramos presupuestarios sufrieron un recorte mayor a los mil millones de pesos, respecto a lo gastado al primer trimestre del año anterior.

Los cuatro Ramos presupuestarios que gastaron más respecto al primer trimestre del 2017 fueron Ramos Generales, cuyo papel está definido en varias leyes para el pago de obligaciones que no dependen de un organismo pero que realiza la SHCP. En total estos Ramos acumularon un incremento de 88 mil millones de pesos, lo que representó el 87% del incremento total del gasto del Gobierno federal respecto al mismo trimestre del año anterior.

El Ramo de Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS) fue el que tuvo el mayor incremento. Este Ramo ya gastó 300% más del total de su presupuesto aprobado para todo el 2018.

Los Ramos presupuestarios del “Poder Judicial”, “Hacienda y Crédito Público” y “Previsiones y Aportaciones para los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos” tuvieron recortes respecto al mismo trimestre del año anterior.

Un Ramo que merece atención es Salud, dado que presenta un recorte de 936 millones de pesos respecto al primer trimestre de 2017 y su presupuesto de 2018 tuvo un recorte de 5.7 mil millones de pesos respecto al presupuesto aprobado en 2017. Esto nos puede indicar que el Ramo de Salud tendrá dicha tendencia de gasto en el año.

 

Hablando de los programas presupuestarios, los que tuvieron un mayor incremento fueron los relacionados con funciones de pago de obligaciones de deuda pública y pago de pensiones, esto respecto al mismo trimestre del año anterior. Cinco programas con la función de Educación tuvieron recortes mayores a mil millones de pesos, estos sumaron un recorte de 9.7 mil millones de pesos respecto al primer trimestre de 2017.

El programa “Pensión para adultos mayores” operado por la Secretaría de Desarrollo Social fue el que presentó el mayor ajuste a la baja, tuvo un recorte de 3.9 mil millones de pesos respecto al mismo trimestre del año anterior.

 Descarga aquí la tabla de programas presupuestarios con mayores diferencias al primer trimestre de 2018

Sin presupuesto aprobado pero gastan (la mitad no es novedad)

Al primer trimestre de 2018, 14 programas presupuestarios del Gobierno federal registraron gasto pagado sin tener presupuesto aprobado. Estos programas sumaron un gasto total de 2.9 mil millones de pesos, entre los principales ejecutores de estos programas están Defensa Nacional-Ramo 7, ADEFAS-Ramo 30, Provisiones Salariales y Económicas-Ramo23 y Energía-Ramo18. Al primer trimestre del año anterior, 50% de estos programas tuvieron al gasto pagado.

El Gobierno federal gastó más al primer trimestre de 2018 en los intereses de la deuda, pago de pensiones, aportaciones a fideicomisos públicos, subsidios al consumo y capacitación respecto al primer trimestre de 2017.

Este análisis muestra que al primer trimestre de 2018, tanto en la clasificación más general como en la más específica, el incremento del gasto del Gobierno federal se realizó principalmente en ADEFAS y en el pago de obligaciones –intereses de la deuda y pensiones-.

La partida específica con mayor incremento al primer trimestre fue “Adeudos de ejercicios fiscales anteriores” con un incremento de 41 mil millones de pesos respecto al mismo trimestre del año anterior.  En contraste, la partida “Otras construcciones de ingeniería civil u obra pesada” fue la que tuvo el mayor recorte (3 mil millones de pesos), comparando el primer trimestre 2018 respecto al mismo trimestre del año anterior.

Descarga aquí la tabla con las partidas específicas con mayores incrementos y recortes al primer trimestre de 2018

Preocupa que el rubro de adeudos de ejercicios fiscales anteriores haya incrementado en 151% real en el primer trimestre 2018 respecto al primer trimestre de 2017, y que haya superado su presupuesto anual en 300%. ¿Cuáles son los adeudos anteriores que se están pagando este año?  ¿Por qué se pagan hasta ahora? ¿Por qué se presupuestó una cantidad tan inferior? Preguntas sin respuesta en el informe trimestral de la SHCP.

De los  programas discrecionales del Ramo 23 , se observó que Fortafin gastó al primer trimestre de este año más de 10 mil millones de pesos, cuando sólo tenía aprobado un gasto de 2.5 mil millones, es decir, 295% arriba de su presupuesto aprobado por el Congreso. Sin embargo, su gasto incrementó 2.3% real (223 millones de pesos), relativamente poco si se compara con lo observado el trimestre del año anterior.

¿Cuántos recursos ingresaron?

  •  La cifra de ingresos del Gobierno federal (975 mil millones de pesos), al primer trimestre de 2018 apenas aumentó 1. 5% (14 mil millones de pesos) con relación a marzo de 2017 y sin considerar el Remanente de Banxico (ROBM). Así, los ingresos totales del Gobierno federal resultaron 12% mayores respecto a los ingresos estimados al primer trimestre de este año. Lo que sigue confirmando que los ingresos aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación se subestiman sistemáticamente.
    • El incremento en los ingresos con respecto a marzo del año anterior estuvo impulsado por el aumento en los ingresos tributarios (1.7%), especialmente del IVA (11%) y los ingresos no tributarios no petroleros del Gobierno federal que presentaron un incremento de 8.2% con respecto a marzo de 2017, si tomar en cuenta el ROBM.
    • Sin embargo, el IEPS y el ISR presentaron caídas de -5.1% real y -0.9% real respecto al mismo mes del 2017, debido al desplome del IEPS a gasolinas y diésel de -21.9% real en el mismo periodo.
    • En relación a la Ley de Ingresos, el Gobierno federal obtuvo más ingresos de los aprobados al primer trimestre de 2018. (Tributarios 8% arriba, “no tributarios no petroleros” 83% más y petroleros 14% adicionales). Esto le permitió asignar ingresos excedentes por 105.3 mil millones de pesos, un 1.5% mayor a lo observado a marzo del año anterior, si no se considera el ROBM.

Ingresos del Gobierno federal al primer trimestre (millones de pesos de 2018)

Fuente: Elaborado por México Evalúa con información de Estadísticas Oportunas de la SHCP e Inegi.
[1] Con la estimación oportuna del PIB del Inegi al primer trimestre del 2018.
[2] El Remanente del año 2015 fue entregado al Gobierno federal en el segundo trimestre de 2016, por lo que no se consideró en el análisis.
[3] Tanto el gasto programable como el no programable del gobierno federal excluyen a las empresas productivas del estado (Pemex y CFE) y entes de control directo (IMSS e ISSSTE). El gasto programable es aquel que usa el gobierno para proveer bienes y servicios a la población, así como el gasto en programas sociales y todo aquello necesario para la operación de las instituciones gubernamentales.
El gasto no programable del gobierno federal es aquel que usa para financiar el pago de sus obligaciones. No corresponden de manera directa a la provisión de bienes y servicios públicos a la población.
TAGS :