A unos días del proceso electoral, el Centro de Análisis de Políticas Públicas México Evalúa propone una selección de indicadores para conocer el escenario en materia de seguridad, justicia, educación, gasto público, transparencia del proceso presupuestal, corrupción y competencia electoral que encontrarán los próximos gobernadores en los nueve estados donde se renovará este puesto.

“Con la presentación de estos indicadores, buscamos evaluar la gestión de los gobernadores salientes en las 9 entidades”, explicó Edna Jaime, Directora General de México Evalúa. “También esperamos que sea un punto de partida para medir el desempeño de los nuevos mandatarios estatales”.

Esta quinta analiza la situación en Baja California Sur.

Baja California Sur en el proceso electoral: de la inestabilidad a la necesaria mejora en educación

México, D.F., 29 de mayo de 2015

La creciente inseguridad que vive Baja California Sur desde que el huracán Odile azotó el estado en septiembre pasado y la baja calidad de la educación en la entidad son dos de los pendientes que deja el gobernador panista Marcos Covarrubias Villaseñor y que tendrá que enfrentar el próximo mandatario estatal.

En el lado positivo, el gobernador saliente aumentó la inversión pública y mantuvo la deuda relativamente controlada.

Seguridad y Justicia

Ya que la última Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, que mide la percepción de seguridad y la confianza en la policía estatal, se levantó antes de la ola de vandalismo que surgió en la entidad a raíz de la inestabilidad provocada por el huracán Odile en septiembre de 2014, es posible que los indicadores que se presentan a continuación no reflejen fielmente el sentimiento actual de los sudcalifornianos.

Previa a la rapiña que acompañó la tragedia del hurácan Odile, la percepción de seguridad de la población en Baja California Sur se había mantenido estable entre 2011 y 2014 y a un

nivel muy alto en comparación con el promedio nacional. En 2014, el 59% de la población de Baja California Sur se sentía segura, es decir, más del doble que el promedio nacional (de 24.9%)[1].

La confianza en la policía estatal también mejoró ligeramente en ese periodo. Mientras 12.7% de la población tenía mucha confianza en la policía estatal en 2011, en 2014 aumentó ligeramente hasta alcanzar el 14.2% de la población (por encima del promedio nacional de 13.7%)[2].

En materia de justicia, Baja California Sur es el segundo estado más rezagado en

la implementación del nuevo sistema de justicia penal, después de Sonora[3]. Se prevé que comience a operar en julio de 2015[4].

Educación

Pese a una inversión fuerte en la infraestructura educativa de la entidad, la calidad de la educación se ha mantenido baja. Tan sólo hace unas semanas, más de ciento veinte mil alumnos fueron afectados por un paro magisterial de un mes.

Como consecuencia de un adeudo del gobierno estatal hacia pensionados y jubilados del sistema educativo, la Sección 3 del SNTE sostuvo un paro de labores en las escuelas primarias y secundarias entre abril y las primeras semanas de mayo. La afectación a los niños se maximiza en un estado con magros resultados de calidad educativa, ya que por ejemplo, en la prueba ENLACE, los alumnos de esta entidad tuvieron un desempeño peor al promedio

nacional: en 2013, 86.7% de los alumnos de tercer grado de secundaria pública en la entidad tuvieron un nivel insuficiente o elemental en Español. En el caso de Matemáticas, el 87.5% de los alumnos se encontraba en esta situación.

La prueba PISA confirma los desafíos educativos del estado. De acuerdo con esta prueba,

la proporción de alumnos en el nivel 1 o debajo de éste se encuentraalrededor del promedio nacional, y aunque es preciso advertir una ligera mejora en los resultados de capacidades de Lectura entre 2009 y 2012, un número importante de estudiantes -40.2%- se mantiene en este nivel de desempeño. En el caso de Matemáticas, los resultados empeoraron, pues 54.5 por ciento de los jóvenes que tomaron la prueba PISA no cuenta con las habilidades matemáticas mínimas.

Finalmente, un análisis del Censo Educativo arrojó que al menos el 8.06% de la nómina docente total tiene irregularidades[5].

Gasto Público y Rendición de Cuentas

Desde que Marcos Covarrubias Villaseñor llegó a la gubernatura de Baja California Sur en 2011, se mantuvieron o mejoraron dos indicadores claves en materia de gasto público: la deuda pública per cápita y el porcentaje de inversión pública respecto al gasto total.

En el primer caso, entre 2011 y 2014, la deuda pública per cápita se ha mantenido relativamente estable, ya que pasó de 2 mil 914 pesos a 3 mil 212 pesos. Mientras, elpromedio nacional de la deuda pública per cápita se incrementó en 32%, para terminar en 2014 en 4 mil 258 pesos, mil pesos más que en el caso de Baja California Sur.

Por su parte, el porcentaje de inversión pública respecto al gasto total se

duplicó entre 2011 y 2012 (el último año en que el INEGI tiene datos disponibles para Baja California Sur): pasó del 5.0% al 10.7% en tan solo un año.

En materia de transparencia, aunque es un elemento clave en la gestión gubernamental, Baja California Sur no publica su programa anual de adquisiciones o de obrapública en sus portales.

Corrupción

La última Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) reporta que la percepción de ocurrencia de prácticas corruptas aumentó entre 2011 y 2013: la proporción de ciudadanos que percibe una alta ocurrencia de prácticas corruptas pasó

del 70.73% al 84.58%.

Índice de Competencia Electoral (ICE)

Según el Índice de Competencia Electoral desarrollado por México Evalúa[6], Baja California Sur obtiene un promedio general alto de 4.4, donde 1 representa un nivel muy bajo de

competencia electoral y 6 un nivel de alta competencia. Una mayor competitividad entre partidos sugiere que los votantes ejercen su derecho para elegir a los candidatos más fuertes y premiar o castigar, a través de su voto, el desempeño de gobiernos anteriores.

La alternancia es un componente clave de la democracia, y es importante señalar que Baja California Sur es uno de los tres estados del país que ha sido gobernado por los tres principales partidos políticos (PAN, PRI, PRD). Por otra parte, tanto en 1999 como en 2008, los cinco municipios que conforman Baja California Sur tuvieron unaalternancia municipal.

La participación durante la última elección en 2011 fue del 60.06%. De 1987 a 2011,   el promedio histórico de votos para el ganador ha sido del 55.40%, con un margen de victoria de 21.68% y un número efectivo de partidos de 2.06.

En este contexto, el próximo 7 de junio, Baja California Sur elegirá a un nuevo gobernador, 16 Diputados de Mayoría Relativa, 5 Diputados de Representación Proporcional y a 5 presidentes municipales.

Históricamente, en esta entidad, los ciudadanos han castigo con el voto a los tres principales partidos políticos. El próximo gobernador deberá abordar desafíos sociales como lo es el de la calidad de la educación, para así fortalecer la competitividad económica del estado, lograr un mayor crecimiento y beneficios sociales para su ciudadanía, a sabiendas que el electorado es exigente y lo demuestra en las urnas.

***

Para mayor información, se pueden consultar dos infografías que presentan nuestra selección de indicadores sobre Baja California Sur:

Atención a Medios:

Laurence Pantin

T: 59 85 02 52 al 54 (ext. 151)

C: 55 54 34 83 32

lpantin@mexicoevalua.org

Mariana López Nolasco

T: 59 85 02 52 al 54 (ext. 153)

C: 55 28 83 49 93

mariana.nolasco@mexicoevalua.org