Comunicado 2015/13

A unos días del proceso electoral, el Centro de Análisis de Políticas Públicas México Evalúa propone una selección de indicadores para conocer el escenario en materia de seguridad, justicia, educación, gasto público, transparencia del proceso presupuestal, corrupción y competencia electoral que encontrarán los próximos gobernadores en los nueve estados donde se renovará este puesto.

“Con la presentación de estos indicadores, buscamos evaluar la gestión de los gobernadores salientes en las 9 entidades”, explicó Edna Jaime, Directora General de México Evalúa. “También esperamos que sea un punto de partida para medir el desempeño de los nuevos mandatarios estatales”.

Esta segunda entrega analiza la situación en Guerrero.

Guerrero en el proceso electoral: restablecer la estabilidad y el desarrollo

México, D.F., 26 de mayo de 2015

La inestabilidad política ligada a la solicitud de licencia del gobernador y su sustitución por un mandatario interino luego de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, aunada a la falta de desarrollo y de mejora en las condiciones de vida en Guerrero a través de los años, ha enfocado los reflectores en el proceso electoral guerrerense.

La entidad muestra peor desempeño que el promedio nacional en todos los indicadores que México Evalúa seleccionó en materia de seguridad, justicia, educación, gasto público, rendición de cuentas y corrupción, salvo en los ámbitos de la deuda estatal y de la confianza en la policía estatal.

En este contexto, el próximo gobernador tendrá la ardua encomienda de restablecer la estabilidad y encaminar el estado hacia una mejora estructural e institucional que permita a los guerrerenses vivir mejor.

Seguridad y Justicia

En el ámbito de la Seguridad Pública, mientras a nivel nacional el 24.9% de

la población se sentía segura en 2014, en Guerrero solamente el 18.9% de los

habitantes compartían esta percepción[1]. La entidad se ubicaba entonces en el octavo lugar de los estados con menor percepción de seguridad.

Si bien la tasa de homicidios dolosos ha ido a la baja en los últimos

años, históricamente, ésta ha sido y sigue siendo muy alta en comparación con la mayoría de los estados de la República. Entre 2011 y 2014, representó cada año

el triple que el promedio a nivel nacional. Así, en 2011, se registraron en

Guerrero 62.1 homicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que a nivel nacional la tasa fue de 19.8. En 2012, la entidad registró 66 homicidios por cada 100 mil habitantes, cuando el promedio nacional fue de 18.6. En 2013, fueron 59.2 en Guerrero contra 15.5 a nivel nacional. En 2014, fueron 42.7 homicidios por cada 100 mil habitantes en Guerrero, en contraste con los 13.1 a nivel nacional[2].

Por otra parte, mientras que la confianza en la policía estatal bajó entre 2011 y 2013 para situarse muy por debajo del promedio nacional, mejoró notablemente en 2014. En 2013, sólo el 5.9% de la población sentía mucha confianza en la policía estatal, superando únicamente al Distrito Federal (5.0%) y al Estado de México (4.6%). En cambio, en 2014, la confianza aumentó al 15.3% de la población y se ubicó por encima del promedio nacional (13.7%)[3]. Al respecto, es importante señalar que el levantamiento de la ENVIPE 2014 se realizó del 3 de marzo al 25 de abril de 2014, es decir antes de los hechos de Ayotzinapa, los cuales, junto con el reciente secuestro de más de 100 jóvenes trabajadores en Chilapa, posiblemente hayan cambiado la percepción de los guerrerenses en la materia.

En el terreno de la justicia, Guerrero comenzó a implementar la reforma penal apenas a finales del año pasado[4].

Educación

En el ámbito educativo, como fue el caso en Michoacán, las constantes protestas magisteriales, así como la pérdida de un número importante de días de clase, han contribuido a la baja calidad educativa en el estado.

Los resultados de las pruebas ENLACE y PISA confirman este diagnóstico. De acuerdo con ENLACE (2013), 89.9% de los alumnos de tercer grado de secundaria pública en la entidadtuvieron un nivel insuficiente o elemental en Español, contra 65.7% a nivel nacional, y 74.2% en Matemáticas, contra 62.9 % a nivel nacional. De 6 niveles,

la Prueba PISA (2012) reporta que Guerrero tuvo los peores resultados en el país.

En Lectura, el 69.3% de los alumnos se encontraba en el Nivel 1 o debajo de éste[5], contra 41.1% a nivel nacional, y en Matemáticas, el 79.8%, contra 54.7% a nivel nacional.

Por otra parte, un análisis del Censo Educativo arrojó que al menos el 8.87% de la nómina docente total tiene irregularidades[6].

Gasto Público y Rendición de Cuentas

Mientras que muchos estados mexicanos tienen niveles de deuda pública muy altos, Guerrero destaca por su nivel muy bajo. La deuda pública per cápita de Guerrero en 2014 era de 917 pesos, mientras que el promedio nacional era de 4 mil 258 pesos.

En 2013, el gasto ejercido por el estado rebasó el gasto aprobado por 22.52%. Por otra parte, la entidad tiene una recaudación muy baja: los ingresos propios de la entidad representaron solamente 5.7% del gasto total, cuando el promedio nacional rebasa el 15%.

En términos de rendición de cuentas, tanto la entrega Cuenta Pública Auditada como de la Cuenta Pública No Auditada se entrega antes de lo que se hace a nivel federal.

En materia de compras gubernamentales, al revisar la legislación estatal de adquisiciones, la de transparencia y portales web del gobierno, identificamos un alto nivel de opacidad, pues, muchos documentos que se publican a nivel Federal no se publican a nivel del estado[7].

Corrupción

La última Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) reporta que el 90.09% de los ciudadanos guerrerenses percibe una alta ocurrencia de prácticas corruptas, porcentaje superior al promedio nacional, en el que 88.3% de los ciudadanos tienen esta percepción.

Índice de Competencia Electoral (ICE)

Según el Índice de Competencia Electoral desarrollado por México Evalúa[8], Guerrero obtiene un promedio general alto de 4.2, con 14 municipios con una calificación de 6, 17 municipios obtuvieron 5, 25 municipios 4, 25 municipios obtuvieron 3 y ningún municipio tuvo calificación de 2 o 1.

La participación durante la última elección en 2012 fue del 50.08%. De 1993 a 2012, el promedio histórico de votos para el ganador ha sido del 63.18%, con un margen de victoria de 29.93% y un número efectivo de partidos de 1.98.

En este contexto, el próximo 7 de junio, Guerrero elegirá a un nuevo gobernador, 28 Diputados de Mayoría Relativa, 18 Diputados de Representación Proporcional y a 81 presidentes municipales.

Mejorar las condiciones de la entidad tomará años, pero la estabilidad política y el desarrollo social deberán ser las prioridades para el próximo gobernador de Guerrero. Es indispensable que los candidatos a este puesto privilegien esta agenda.

***

Para mayor información, se pueden consultar dos infografías que presentan nuestra selección de indicadores sobre Guerrero:

–                 Guerrero en cifras: http://bit.ly/1RijQQA

Atención a Medios:

Laurence Pantin

T: 59 85 02 52 al 54 (ext. 151)

C: 55 54 34 83 32

lpantin@mexicoevalua.org

Mariana Nolasco

T: 59 85 02 52 al 54 (ext. 153)

C: 55 28 83 49 93

mariana.nolasco@mexicoevalua.org

“Si lo podemos evaluar, lo podemos mejorar”

www.mexicoevalua.org

http://twitter.com/mexevalua

http://www.facebook.com/mexicoevalua

http://www.youtube.com/mexeval

[1] Fuente: Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE).

[2] Fuente: Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

[3] Fuente: Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE).

[4] Fuente: Ponderador de operación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio de la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal (SETEC).

[5] No alcanzar el nivel 2 evidencia severas carencias de comprensión de lectura y raciocinio matemático.

[6] La nómina irregular incluye personal que tiene una plaza docente pese a ser comisionado, con licencia, haber renunciado, haberse jubilado, estar pensionado, haber fallecido, o ser desconocido en su centro de trabajo. Es importante señalar que el conflicto magisterial ha imposibilitado contar con información completa de las anomalías que se presentan en el manejo de los recursos educativos en la entidad y de las necesidades estructurales de las escuelas.

[7] No cumple con la publicación del Programa Anual de Auditorías en una fecha establecida, el resumen de cada una de las auditorías practicadas, el Informe Anual de Actividades en una fecha establecida, los indicadores sobre los montos y recuperaciones de los daños y perjuicios ocasionados anualmente a la hacienda pública local ni con el número, el tipo de procedimiento y status de las sanciones derivadas del ejercicio de la auditoría.

[8] La creciente competencia electoral es una faceta más de la transición democrática en México. Una mayor competitividad entre partidos sugiere que los votantes están ejerciendo su derecho para elegir a los candidatos más fuertes y premiar o castigar, a través de su voto, el desempeño de gobiernos anteriores.

A través de 6 indicadores (margen de victoria, alternancia estatal y municipal, número efectivo de partidos, porcentaje de votos para el partido ganador y la suma de éstos) desarrollamos este Índice para observar qué tan intenso ha sido el desarrollo democrático de los estados y cada uno de sus municipios/delegaciones. El ICE está compuesto de 6 variables y oscila entre un rango de 0 a 6 puntos. Así pues, los municipios con una competencia electoral más intensa obtendrán una calificación de seis, mientras que aquellos con un valor cercano a cero muestran, posiblemente, una tendencia partidista de carácter hegemónico.